Mi maleta para la playa

¡Buenos días!

Hoy, me he levantado con unas ganas irremediables de playa, y ver el vídeo de Balamoda no me ha ayudado nada. Así que pensando pensando me he dicho a mí misma: ¿por qué no hacer la lista de los productos que me voy a llevar y enseñarlos en un post?

Y dicho y hecho.

Lo primero, siempre organizo lo que me voy a poner, y, cuando voy a la playa, si voy siete días siempre meto ropa para 5. ¿Por qué? Muy sencillo. Siempre acabo repitiendo o comprando ropa cuando veo algo en las tiendas locales, así que, ¿para qué voy a cargar una maleta cuando no lo necesito?

Dicho esto, voy a enseñaros la ropa que me llevo para siete días de vacaciones y, de paso os enseño mis compras de rebajas, o no de tan rebajas porque siempre acabo en la sección de “Nueva Temporada”

Shorts

Sí, empiezo por ellos porque he querido no diferenciar por momentos si no por ropa y empiezo más concreto por ellos porque es la última adquisición que el pasado sábado hice en Stradivarius. No, nunca se tienen suficientes shorts por muy feas que tengas las piernas y más si estamos hablando de meterlos en la maleta para la playa.

Este año he decidido llevar estos tipo mom jeans que son de tiro alto y me quedan la pierna un poco holgada (holgada todo lo que pueden dar mis muslos). He decidido amar estos shorts ya que me llegan hasta el sujetador por lo que ahora tengo la necesidad imperiosa de comprarme un crop top y todo eso sin que se note que he soy madre de gemelos (yujuuuu).

Otros shorts que voy a llevar son estos de Primark más claros y desgastados. Son los que siempre uso para ir a la playa o a pasear por la tarde o incluso para comprar el pan por las mañanas. Perfectos tanto para el día como para la noche. Con camiseta básica por el día y con una blusa de calados para la noche (a quién voy a engañar, cambiemos noche por tarde).

Un último short para incluir en la maleta es este blanco de Bershka. Pero de ese Bershka en el que cuando entrabas te daban ganas de pedir una copa a la dependienta, de ese. Perfecto para utilizarlo a partir del día 3 de estancia ya que ayudará a verte más morena y más favorecida.

Vestidos

He empezado por los shorts pero la reina de los vestidos tiene que ir bien cargadita de ellos para no sentirse sola al llegar al destino. ¿Cuáles llevo? Pues eso te lo digo desde aquí porque no me hace falta pensar mucho.

El vestido básico azul marino de lunares blancos de H&M que cuesta 9,95 Euros y que me acompaña todos los viajes en el “momento desplazamiento” y que es la cosa más fresca y más cómoda que te puedes poner. Me dejo lo de apañado porque realmente es lo que es este vestido, muy apañado y aparente. Con un cinturón y unos tacones de 10 pero con unas chancletas para ir a la playa te soluciona el momento también.

Ya he “gastado” un cartucho con el vestido de lunares e incluyo el famoso vestido blanco de lino con botones de Zara y que os enseñé en este post. No sé cómo llegará al destino pero… es lino, es blanco, es bonito en sí, que llegue como llegue pero que llegue.

He incluido tres shorts así que voy a incluir cuatro vestidos. El tercer vestido sería la bata-vestido de Mango comprado también en rebajas y que no me lo quito desde que me lo he comprado. Igualmente, es cómodo, es fresquito, es aparente y … es de lino. Sí, me ha dado por el lino y los botones y seguro que me compraré alguno más antes de que acaben las rebajas, no me juzguéis por ello.

Buf, esto iba a ser una maleta con pocas cosas y las estoy llenando de “por si” así que el cuarto vestido no lo incluimos y lo cambio por una falda. Sólo una falda.

Falda

Sí, en singular, porque estoy metiendo demasiadas cosas a la maleta. He elegido esta falda de flores de Zara de hace un par de temporadas. Me encanta lo elegante y favorecedora que es y te la puedes poner tanto con una blusa para ir más arreglada como con una camiseta blanca para ir a por el pan 😉

Camisetas

Vale. Aquí no soy la persona comedida que soy anteriormente. Siempre meto todas las camisetas blancas básicas que tengo que son unas 4, y, a partir de ahí, meto alguna negra, alguna graciosa y alguna que pueda tener de tirante cómoda. Suelo llevar unas 6 ya que, muchas veces, además de como camiseta, las utilizo como pijama.

Blusas y tops

Aquí siempre sigo una norma: Yolanda, lleva todos los que hayas comprado este año. Por eso, este año vienen conmigo mis dos blusas perforadas de mango y mis blusas nuevas de Stradivarius, una de rebajas y la otra no.

Habéis visto que me ha dado por las blusas, vestidos y camisetas de botones… Bueno, me dejo unos pantalones pero no los llevo en la maleta que se arrugan mucho.

Bikinis

Bikinis. Plural. Aquí me llevo un mínimo de dos por día. Porque sí. Porque tengo un cajón lleno de bikinis y bañadores y sólo tengo tres meses para usarlos y porque no soporto estar con la parte de abajo mojada. Me encantan y todos los años compro una media de dos y, aunque los uso a diario en la piscina siempre reservo los más “arriesgados” para la playa.

Sandalias

Aquí me quedo sólo con dos: mis Birkenstock y mis sandalias de tiras. No llevo más. Me encanta llevar también unas cuñas pero esas cuñas nunca me las acabo poniendo así que decidí dejarlas en casa hace un par de años. ¡Ah! También me llevo unas deportivas, mis Stan Smith Adidas blancas. Pegan con todo y si llueve no me mojo los pies.

¿Más cosas?

Pues sí. Llevo pijama, ropa interior, etc. Pero lo que os indico con anterioridad es lo que me llevo que os pueda enseñar.

NUNCA (en mayúsculas) llevo vaqueros largos. Los odio. No me dan sensación de vacaciones así que no me acompañan. Tampoco suelo llevar pantalones largos aunque sean finos por el mismo motivo que los vaqueros. Si hace malo y me pelo de frío va a ser un día que no voy a ir a la playa y voy a aprovechar para ir de tiendas así que si tengo frío me los compro y punto.

Se me olvidaba. Como abrigo llevo mi chaqueta vaquera. No llevo más porque me pasa como antes, si tengo frío me compro una chaqueta nueva y me olvido.

Faltaba deciros, nunca llevo outfits completos cuando voy a la playa a no ser que vaya a algo específico, siempre meto en la maleta básicos y voy combinando. La verdad es que en la playa no me importa ir como un pincel si no simplemente ir, y ya.

Y hasta aquí el post de hoy. Siento la calidad de las fotos pero me era muy difícil que de alguna forma vierais todas las prendas de una forma “decente”.

Y vosotros, ¿sois de los que cargáis la maleta o de los que la lleváis ligera?

Nos vemos entre lecturas 😉

2 respuestas a “Mi maleta para la playa”

  1. Penélope Gloamour dice: Responder

    Me ha encantado. Ya tengo imagen visual para coger ideas e ir a la playa de modo casual y elegante a la vez.

    1. Que alegría leerte Penélope. Muchas gracias por tu comentario. Besos

Deja un comentario