Mis últimas recomendaciones

¡Buenos días!

Lo primero de todo quiero deciros que he cambiado las formas de publicar. ¿Por qué? Cada vez me da más pereza tener que hacer post martes y viernes. Ya no me divierte si no que es más una obligación y eso es algo que no me divierte. Además, desde que tengo el blog, no compro tanto maquillaje como compraba antes y veo que no tengo cosas o novedades que mostrar (por favor, si alguien me quiere enviar algo, yo recibo encantada, incluso que el repartidor sea Seur) y eso implica que me tengo que gastar un dinero en productos que no tengo o que no quiero tener por enseñároslo. Vamos, lo que viene siendo algo de género tonto como dice mi madre.

Con esta introducción vengo a deciros que voy a escribir cuando tenga algo que mostraros que merezca la pena o que no. Puede que eso sea una vez a la semana pero puede que sea una vez al mes.

Ya se verá, de momento este post es para enseñaros tres productos que me han sorprendido para bien durante este último mes. Tenía guardadas las fotos para publicarlas en Instagram pero he decidido que sería interesante hacer un post sobre los productos y me he lanzado a ello.

El primer producto que ocupa el post y del que más tiempo llevo usando es la Mascarilla de Arcillas Puras Detox de L’oreal .

Las famosas mascarillas que tanto hype sufrió cuando salieron pero que he visto en pocos post o vídeos de productos terminados. Yo la compré en una excursión a Primor creo que en el mes de junio. La compré porque se me gastó la que utilizaba habitualmente de Sephora de arcilla y como había pasado el boom decidí hacerme con ella.

Para empezar os diré que mi piel no tolera muy bien este tipo de mascarillas. Tengo que tener mucho cuidado con ellas o puedo acabar con la cara irritada y bastante perjudicada como me pasa con la Mud Mask de Iherb.

Según indican en la web está formulada para iluminar las pieles apagadas. La forma de utilización es aplicarla en el rostro y dejarla actuar durante 10-15 minutos y luego retirarla con agua tibia.

Lo primero que me llamó la atención de ella fue el olor tan agradable que tiene y después fue su textura. No es nada grumoso como cualquier otra mascarilla de este tipo si no que es tipo gelatinoso, muy agradable de aplicar. Espero sólo 10 minutos y me la retiro con agua tibia y una esponjita.

¿Veredicto? Me está encantando. Me limpia la piel sin dejármela tirante ni con rojeces y es muy gustosa de aplicar.

Si tenéis el mismo problema que yo, es una buena alternativa.

Yo la compré en Primor y podéis obtenerla pulsando aquí.

Velvet Noir Mascara de Marc Jacobs, o lo que es lo mismo, una muestra bien dada es una compra asegurada (verdad chicas @poncolorentuvidaya ?).

Sé que muchas tendréis esta máscara porque la regalaban a principios de año creo recordar con una revista de moda pero, pese a estar en modo Willy Fog ese mes, no conseguí hacerme con ella pero, en una visita a mi Sephora, me regalaron una muestra de esta mascara y por fín pude probarla.

Me encanta, es muy negra y muy densa pero no es tan “grumosa” como puede ser la Better than sex si no que es más… elegante. Sí, creo que esa es la palabra que mejor la define. Deja unas pestañas alargadas, curvadas. A mi gusto es perfecta para diario.

Lo que menos me gusta es el precio pero si sois como yo que os gusta tener sólo una mascara abierta y tenerla hasta que se gaste no os dolerá.

La podéis encontrar y comprar en Sephora pulsando aquí.

Acabo el post con un producto que llevaba mucho tiempo en la wishlist y que tras comprarlo me daba mucha pena usar.

Las que me seguís desde hace tiempo sabéis que una de las razones por la que me enamora un producto es su envase, algo que sea bonito o agradable de ver, y yo estaba enamorada de este osito desde que lo ví en Instagram. Oozoo Bear Aurora Illuminating Mask o cómo morir de amor por las estrellitas que aparecen en un envase. ¿Y porqué os digo esto? Porque primero me costó muchísimo comprarla (por su precio principalmente) y tras comprarla me costó mucho usarla porque es taaan mona. Con deciros que hay que apretar en la oreja para que el tisú se impregne podéis notar el grado de cuquidad ^^.

Me ha gustado mucho ya que me dejó la piel muy luminosa, pero no luminosa de limpia como me pasa con la de L’oreal si no radiante.

Seguro que repito con ella pero para “momentos especiales” porque el precio es bastante elevado para ser una mascarilla de un uso.

La mía la compré en Sephora en tienda física y no la he visto online (sorry).

¿Qué os ha parecido? ¿Habéis probado algo? ¿Tenéis la famosa mascarilla de arcilla y la terminasteis?

Nos vemos entre lecturas 😉

Deja un comentario