Grandes decepciones (vol.3)

¡Buenos días!

Sí sí sí, hay versión 3 y tan pronto y habrá versión 4 del tratamiento no tan lejana como pensaba yo.
En el tercer capítulo de esta saga vengo hablaros de mis decepciones versión low cost.
Las que me seguís desde hace tiempo por el blog o por Instagram sabréis que hace tiempo dejé de hacer la práctica habitual de ir al Mercadona y que se me pegaran cosas al carro de la compra o ir a droguerías y acabar comprando productos económicos y no tan económicos por reviews que has visto en vídeos y en los que piensas “cuestan 4 Euros, no voy a dejarlo ahí” y acabas con un cargo en la Visa de 30 Euros y una bolsa de la que no vas a usar el 90% de los productos.
¿Es que no confío en estos productos? Pues puede que no. Puede que en mi mente siempre haya pensado que si quieres calidad debes de pagarla aunque haya productos que cuesten 3 Euros y sean muchos mejores que los mismos de 30.


Otra cosa que me pasa con este tipo de productos es que o me gustan mucho y van al neceser o se quedan en la cajonera hasta que lo veo y pienso en el momento en el que me lo compré y en el dinero perdido.


Para acabar algo que siempre me pasa con productos de marcas de droguería (porque una base que cuesta 15 Euros no es low cost) es que nunca acierto con los tonos de bases o correctores. Por más que pruebe o por más que rebusque al final siempre son o muy claras o muy oscuras para mi tono de piel y eso pasa porque tienen menos tonos que una base de venta en perfumería. Por lo menos eso me pasa a mí, ¿os pasa a vosotras?


Bueno, y tras esta introducción, voy a mostraros los que me vienen en mente que son grandes decepciones low cost o grandes decepciones de droguería.

Empezamos con uno de mis grandes errores porque esto es un error en toda regla, cómo alguien que no utiliza polvos para sellar el maquillaje es capaz de comprarse los Banana Drems de W7. Respecto al uso decir que sí matifican pero a mí me sacan brillos así que no me sirven. Como os he dicho antes no uso polvos y en caso de que los use lo que quiero es que me sellen el maquillaje y me lo mantengan, no que me quede la cara mate y me saquen brillos. Para mí no merece la pena. Pero, voy a incluir un pero, el pack que me compré venía con una brocha para aplicarlos y la brocha sí que me gusta mucho. Es de pelo sintético pero es tupida pero no dura y muy muy suaves.  Si estáis pensando  en comprar los polvos y siguen en alguna web con la brocha,  haceros con ella porque no os arrepentiréis.


Segundo producto incluido en la lista aunque creo que se podría extrapolar a toda la marca sería este colorete de Kiko. ¿Por qué Kiko? Por qué haces colecciones tan bonitas y tan caras y luego son tan decepcionantes. Fijaros en este colorete, esa imitación al mosaico tan bonita, ese color oscurito tan ideal para verano… esa castaña que pese a ser oscura apenas pigmenta. Recuerdo cuando llegué a Florencia y estaba entusiasmada por ir a Kiko y mi amiga muy sabiamente me dijo “Kiko kaka”… y qué razón tenía y tiene.


Y acabo con otro producto o puedo decir con otra marca en la que normalmente cosa que pruebo cosa que me decepciona. Tengo que decir que es mi opinión porque sé que hay mucha gente a la que le encanta pero que a mí no me da ningún resultado. Realmente, el producto que más me ha decepcionado de la marca y que se merece estar aquí es el labial Angel de Nyx  aunque podría ser cualquier color de la gama. Este labial en concreto me lo compré recuerdo que hace unos veranos y al año siguiente era insoportable ese olor a cera rancia. Me da muchísima rabia ya que era un tono precioso pero ese olor no compensaba la preciosidad del labial.


Como ya os he comentado en anteriores ocasiones detrás del blog suele haber un Pepito Grillo y varios “opinadores” y uno de ellos se ha ofrecido cubrir los productos low cost.


Y ahora demos un fuerte aplauso a Marta, la opinadora sobre productos low cost y sus grandes decepciones.

Los rimel de Kiko. Y lo peor es que parezco tonta. He probado un montón de ellos. El primero ya no me gustó, el efecto que dejan se me hace súper escaso,  si es efecto volumen, no da mucho, si alarga las pestañas, se quedan cortas. Cualquiera de ellos se queda por debajo del mínimo que esperas de un rimel. No digo de que sea la pecata minuta y por 5 € vayas a tener un efecto como la Better than Sex o similar, pero sea el efecto que sea, es escaso. Y para colmo de males, todos dejan residuo efecto panda de la muerte. Siempre acaba pareciendo la novia cadáver, ya tengo bastante ojera de por mis misma, pues te puedes hacer una idea de lo que es con estos rímel.
En su defensa diré que los top coat sí que cumplen, pero me toca un poco los pies que tenga que comprar dos productos para obtener el efecto que espero de uno.


La base Infalible de L’oreal. Cobertura media mis…, cubre más que una bbcream, sí, pero es que de una bb cream no espero cobertura apenas, de una base sí. La cobertura no es muy uniforme para mi gusto tampoco. Podría “perdonar” estas cosas y usarla más en verano que al coger algo de color y con el polvo bronceador, me puedo  apañar
Pero qué hago con una base que me saca granos y no quieras pensar el tamaño de los granos.
Sé que tengo la piel sensible, lo sé, también grasa, soy consciente, muchas veces al usar un nuevo producto durante un par de días tengo algún granito pequeño pero que se pueden tapar bien, no llego al modo alien resurrection, pero ésta a la semana seguía sacando granos y ya llegamos a la nueva generación de aliens, era otro nivel. Y qué haces con una base así? No la puedes regalar, salvo que quieras joderle la cara a alguien.


Acabo con unas de mis mayores decepciones. En serio, lo del pinker bell me duele en toda la kartofen.
Soy una loca de los pintalabios de wet n wild, los que tengo me fascinan (a mi sobrino no tanto porque transfieren siempre y en cuanto le doy un beso pregunta “me has manchado?” con estos labiales siempre es “si, cariño, ven que te limpio”) no me importa que transfieran, todo lo demás lo compensa, son mates, duran la vida, no resecan el labio, los colores me tienen enamorada, se deslizan súper bien en el labio, quedan muy uniformes, todo ventajas porque además cuestan  3 € (a falta de un céntimo).
Cuando sacaron el pinker bell casi muero al verlo, que bonito, ese rosa chillón tenía que ser mío. Quería verlo en persona pero cuando los vendía en el if no lo llegaron a tener (o no lo conseguí encontrar, la chica no fue mucha ayuda, me miró con cara de loca cuando le pregunté por ese y por la colección de Fergie) . El caso es que al final lo pedí online, el color me resultó más chillón de lo que pensaba, pero aun así, ponible, el problema fue al ponérmelo. 
Fue un momento WTF!!. Lo que nunca había pasado con ellos, parches, parches y más parches. El labio totalmente reseco y marcando hasta las arrugas que tendré en 10 años, cosa que podría aguantar, pero los parchetones no por dios. Dónde estaba ese magnífico color uniforme que todos los demás colores tienen!!!!!!!! Vaya troll
Y para colmo, no hay quien se lo quite, con aceite desmaquillador y ahí seguía incrustado, que no puesto, se me quedó teñido el labio (para verme) Eso sí, se quedó bastante más bonito porque mi labio oscure bastante los colores y me quedó un fucsia molón, pero evidentemente, no es el color que yo he comprado, yo quería rosita chicle y lo que parece es que lleve chicle pegado al morro (icono de wasap llorando).


Y hasta aquí la tercera parte de mis grandes decepciones incluyendo una colaboración muy especial.


He de admitir que he retocado alguna que otra palabra malsonante (soy madre, no puedo reprimirlo) pero está todo tal y como lo ha puesto Marta porque creo que es una forma de compensar el dinero que hemos gastado en los productos.


¿Agrandamos la lista? ¿Qué os ha parecido?


Nos vemos entre lecturas 😉

2 Replies to “Grandes decepciones (vol.3)”

  1. Conclusiones:
    -Comparto absolutamente que Kiko es Kaka…pero añado que, o yo me he vuelto exquisita, o me da la sensación de que la calidad ha empeorado con los años (recuerdo el colorete imitación de Orgasm con cariño, amor y satisfacción)
    -A Nyx no termino de cogerle el punto… Veo looks maravillosos hechos con la marca pero en mi no funcionan sus productos… Aunque veo que no solo no funciona en mi…
    – Tengo que probar los labiales de Wet&Wild…pero no el ticket Bell!

    1. Estoy contigo, creo q las marcas han perdido calidad 😘

Deja un comentario