Tras los propósitos… tocan las decisiones

¡Buenos días!

Como pudisteis comprobar el otro día mi concepto en relación con el maquillaje está cambiando. Antes mi mantra era “no estás gastando, estás invirtiendo” y ahora es “gasta para no tener que tirar y así no malgastar”. Y con ese concepto, una chica comentó en una de mis fotos y me dijo que me informara sobre el “shop your stash” y yo, ni corta ni perezosa, he empezado a leer sobre el tema.

La traducción de sería algo así como “compra en tu alijo” o, lo que es lo mismo, no vayas a la tienda si no busca en los cajones y gasta de ahí.


Lo que yo voy a intentar es marcarme unos objetivos (por favor, que eliminen esta palabra ya del diccionario) y gastarlos hasta acabar con ellos. Por ejemplo, las bases de maquillaje. He localizado todas las que tengo actualmente abiertas y sé que dos no voy a ser capaz de gastarlas pero quiero ser capaz de utilizar dos hasta que se gasten completamente y luego ir a por otras. ¿Por qué no voy a gastar esas dos bases? Pues básicamente porque no me gustan, me dan dolor de corazón y no quiero sufrir todas las mañanas al verlas en la estantería. Estas dos bases que no voy a gastar son las de Revlon y la de Kiko que veis en la imagen. Buscaré para ellas un nuevo dueño pero si no … las tiraré sin más.

Las que sí que voy a gastar son la Born this way de Too Faced y la Complexion Rescue de Bare Minerals. La de Bare Minerals  es mi favorita y sé que cuando se acabe la repondré pero la de Too Faced… tengo sentimientos encontrados con ella y quiero que se acabe para ir a otra.

Respecto a la Sheer Glow de Nars, he decidido tirarla a la basura ya que es la que más lleva conmigo, unos tres años, y pese a que la utilicé en Navidad y sé que estás en condiciones óptimas, apenas le queda producto y es mejor deshacerse de ella.

Esto es respecto al tema bases. Como ya sabéis, no puedo aplicarlo a correctores, por ejemplo, porque siempre suelo utilizar el mismo y no tengo tantos abiertos pero sí que voy a hacerlo con los bronzers.


Hay gente que es amante de los iluminadores y, aunque yo me incluyo entre ellas, mi devoción se la llevan los bronzers. Los amo, los admiro, no sé vivir sin ellos y aunque no los use siempre me acompañan a todos los sitios.

Respecto a estos productos, me voy a quedar con los dos que utilizo actualmente y que repondré seguro. Estos son el bronzer de Urban Decay y el Butter Bronze de Physicians Phormula. Me gustan los dos aunque no los utilizo por igual. El Butter Bronze es mi favorito para esos días en los que apenas utilizo maquillaje y quiero dorar mi piel por el sol y los de Urban los utilizo cuando voy utilizo un maquillaje más marcado o más trabajado aunque, al fin y al cabo, utilizo los dos para diario.

Y hasta aquí el post de hoy. Estos son los productos que pienso utilizar inicialmente hasta que se me acaben. Mi duda es, ¿seré capaz? Cómo podéis comprobar no he metido ni paletas de ojos, ni coloretes, ni labiales ya que de esos son los que más me gusta variar o los que sé que no es tan factible gastar uno de ellos como puede pasar con una base, por ejemplo.

¿Qué os ha parecido? ¿Lo conseguiré? ¿Habéis abierto alguna vez un producto y habéis descubierto que estaba en mal estado?

Nos vemos entre lecturas 😉

Deja un comentario