Mi actual arsenal de mascarillas

Hola!

Hace unos días Vanessa Calero nos retó en su Intagram a que desempolváramos las paletas de sombras que teníamos en el cajón y contestáramos a una serie de preguntas que nos hacía a través de un divertido TAG. Aunque podéis ver el mío en Instagram quería explayarme un poquito más en el blog y enseñaros alguna foto sobre las diferentes paletas pero… no me ha dado tiempo a hacer las fotos y prepararlo todo así que cambiamos de temática y os voy a enseñar las mascarillas que tengo actualmente en mi poder.

Ay, el tema mascarillas, tan de moda últimamente. En mi inicios, la mascarilla se reducía a un bote de algo verde que tenía mi madre en el armario del baño que te lo dabas y te lo dejabas secar hasta que llegaba un punto en el que te ponías a hacer caras raras para que eso se desintegrara de una forma divertida. La verdad es que esas muecas implicaban ciertas molestias pero el buen rato que pasabas compensaba.

Ahora, sin embargo, MASCARILLAS EVERYDAY. Muchas veces utilizo mascarillas en vez de crema de noche e incluso utilizo la crema hidratante de First Aid Beauty a modo de mascarilla nocturna aplicando una capa gruesa sobre la piel. El caso es que por una cosa o por otra, no hay día en el que no me ponga un “chute” en la cara para limpiar, hidratar, detoxificar…

Empezamos con las últimas adquisiciones-novedades que se presentaron en mi vida durante el 2016. Si seguís el blog desde hace un tiempo (podríamos decir desde los comienzos ya que el blog apenas tiene unos meses) sabréis que en mi wishlist siempre ha aparecido la Reinassance de Oskia. Desde que Lily Pebbles la sacó en uno de sus vídeos siempre estaba ahí, en mi mente, esperando para ser comprada pero nunca me animaba.  En Octubre, aprovechando la promoción que hizo Cultbeauty, pude hacerme con ella y llevarme de regalo el compañero de la foto.

Según indica la marca es una mascarilla que realiza una pequeña exfoliación que ayuda a limpiar, iluminar y estimula la regeneración celular la piel .

En mi opinión, cuando la abres lo primero que notas es el olor. Un olor que por mucho que quieran olvídate porque no es de SPA ni ha visto algo agradable en su vida. No sé por qué pero a mí me recuerda al Vicks Vaporup. No sólo la textura si no también el olor. Posteriormente te lo aplicas en la piel y yo, en el momento de la aplicación noto como un breve calor por toda la cara. Nada molesto pero… como si me hubiera dado el Vicks. Después de lo que se podría considerar una experiencia nada agradable esa textura densa se emulsiona y se convierte en una leche blanquecina menos densa. Tras dejarla actuar llega el momento de limpiarte la cara y al quitártela… aparecen angelitos saliendo por las nubes y asombrándose por lo magnifica que te has quedado ^^. Ahora en serio, tras su aplicación cumple lo que promete: piel limpia y luminosa y, pese a que luego me doy crema, noto la piel hidratada, como nueva.  Tenía miedo de hacerme con ella tras el mal resultado que me dio la Aquagel de NARS pero no me ha decepcionado.   Sé que el precio es elevado pero quizás si cambiamos el chip y en vez de tener 5 mascarillas de 10 tendríamos una de 50 que funciona realmente el precio no nos parecería tan elevado.

La promoción de Cultbeauty incluía el Micro Exfoliating Balm en tamaño de venta y desde que lo probé, sé que cuando se gaste lo repondré sin pensarlo. Ya he hablado de él en otros post así que simplemente diré de él que es un exfoliante con una textura muy untuosa y un grano entre fino y muy fino que hace muy agradable la exfoliación y, sobre todo, controlada.

Seguimos con el pack de minitallas de las mascarillas de Peter Thomas Roth que mi prima me regaló por mi cumpleaños. Lo primero, ahora están de promo en Sephora creo que a 12 Euros y los tamaños grandes creo que a 24 por lo que si queréis probarlo, hacerlo ahora o ateneros a las consecuencias. El pack de minitallas viene con 3 minitallas de la mascarilla detox de pepino, la hidratante de rosa y la exfoliante con semillas de calabaza. La de pepino y la de rosa… sin más. Van mal? No. Pagarías 45 Euros por el tamaño normal? No. Sin embargo no pasa lo mismo con la crema de calabaza. Sé que el precio es elevado pero tras ver la cara que se te queda tras su uso se te nubla el pensamiento. Piel limpia y luminosa en 5 minutos. En esos 5 minutos pasas de lo que se dice vulgarmente cara de culo a una cara decente. Como podéis comprobar, yo ya tengo mi repuesto.

Ahora seguimos con mi marca descubrimiento en cuanto a tratamiento que es Sephora.

Empezamos con la mascarilla de arcilla de Sephora o la mascarilla salvavidas en esos momentos en los que tu cara decide tener vida propia y llenarse de granos.  Te la aplicas y al retirarla se te queda la cara limpia y sin protuberancias. Otra cosa más a su favor es que no me produce alergia ya que otras mascarillas de similares características si me las aplico, acabo con la cara un poco hinchada y roja cual tomate.

La mascarilla de noche hidratante de Ácido Hialurónico es mi comodín de crema de noche para esos momentos en los que tengo la piel más sensibilizada o necesito más hidratación. Su textura en gel hace que al aplicarla notes frescor en la cara (perfecta para verano) y al levantarte por la mañana notas la piel hidratada y … gordita, sin arrugas. Perfecta relación calidad-precio.

En las mañanas en las que el día anterior no me desmaquillo en condiciones la cara utilizo la Bubble Mask de Sephora. Me gusta aplicármela y poner la ducha y para cuando me meto ya a actuado lo suficiente como para ver los resultados. Tras lavarla con agua notas la piel extremadamente limpia. No digo luminosa pero si blanca además de suave.

Si queréis más información sobre mis productos de tratamiento de Sephora, les dediqué un post que podéis leer aquí.

Y para acabar mi amada Beauty Sleeping Mask de la línea Ibuki de Shiseido que no uso todo lo que debiera ya que me la compré en el aeropuerto en el viaje a Londres que hice con mi madre y me da una pena tremenda usarla. Hola? Estamos locas? Sí, de atar. Otra mascarilla de textura en gel que esta sí que huele extremadamente bien y que da gusto aplicar. Me encanta como deja la piel. La utilizo en viajes y en cuando voy a la playa y me salva la cara (sobre todo en mis vacaciones en la playa tras probar la crema de Nuxe). Otra mascarilla con un elevado precio pero que compensa su compra.

Y hasta aquí el post de hoy. Como habéis podido observar tengo unas cuantas mascarillas en la estantería. Son necesarias todas? Puede que no pero mi piel va cambiando y me gusta que las mascarillas cambien con ella. Podría tener más? Sí, tengo las de tisú que no he incluido. Repondré cuando vaya gastando? Las de Sephora son todas reposiciones y el resto no las he gastado todavía como para reponerlas.

Espero que os haya entretenido y dejarme vuestros comentarios sobre las que tenéis vosotras y las que necesito ^^

Nos vemos entre lecturas 😉

Deja un comentario